Cómo cuidar una insolación

Almapiel Chile - Cuidado para la piel

Últimamente, el impacto del sol es de tal magnitud que incluso exponiéndonos por poco tiempo podemos ver las consecuencias que deja en nuestra piel, sin siquiera esperar los efectos a largo plazo. Por eso es que hay que estar permanentemente protegidos con bloqueador solar, de lo contrario, es muy fácil caer en daños dolorosos como el siguiente.

 La insolación es un cuadro que sucede al exponernos por un tiempo prolongado al sol sin protección, en donde el cuerpo no logra regular la temperatura corporal a través de la sudoración, y tampoco es capaz de contrarrestar el calor ambiental. 

 ¿Cuáles son los principales síntomas de la insolación?

  • Piel enrojecida y caliente.
  • Deshidratación.
  • Escalofríos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor de cabeza.

Si sufres una insolación, lo primero que hay que hacer es buscar un ambiente oscuro y fresco, idealmente con ventilación. Lo mejor es usar compresas con agua fría para bajar la temperatura corporal, y de ser necesario, en casos de mayor gravedad es recomendable trasladar al paciente a Urgencia para lograr hidratación y recibir el tratamiento médico adecuado, ya que, el daño en la piel puede ser importante.

 ¿Cómo aliviar la insolación?

1. Toma mucha agua para que la piel no se deshidrate.
2. Usa cremas hidratantes en las zonas afectadas. El aloe vera es muy efectivo para combatir la insolación.
3. Aplica bolsitas de té durante 10 minutos sobre tus párpados, si es que los tienes hinchados.
4. Frota rodajas de pepino sobre la piel enrojecida para calmar el ardor.
5. Envuelve hielo en una toalla y ponlo sobre la zona afectada para apaciguar el dolor. No se recomienda poner el hielo directamente en la piel porque te puedes quemar.
6. Compresas frías en zonas como las axilas, ingle y frente si es que se siente una sensación de ardor y calor permanente.

 

Deja un Comentario

Su dirección de correo no se hará público.